noviembre 28, 2005

Caos

Este fin de semana tuve una curiosa conversación con Fate. Curiosa porque me tomó por sorpresa que me interrogase en relación a lo que quería hacer con La Hoguera de las Necedades en términos de dirección, tono o contenidos. Y me di cuenta una vez más de lo complicado que debe ser tratar de averiguar lo que pasa por mi cabeza siendo yo tan reservado. De otro modo no me parece normal que un amigo a quien conozco de hace ocho años aún no entienda algunas de mis manías.

Siempre he sido una persona curiosa. Supongo que debo haber sido uno de esos niños que siempre estaban haciendo preguntas. ¿Qué es eso? ¿Para qué sirve? ¿Cómo funciona? ¿Por qué? ¿Quién lo hizo? ¿Para qué? ¿Cómo? ¿Cuando? ¿Qué más hace? y preguntas similares están siempre en mi cabeza en relación a toda clase de cosas. Si añadimos a eso que a la fecha conservo mi capacidad de asombro y un gusto por especular, descubrir, encontrar o incluso a veces inventar las respuestas, tal vez sea más fácil entender los intereses tan dispares que tengo. Más significativo aún debe ser el hecho de que disfruto igualmente el no obtener una respuesta.

Creo que el tema pone de manifiesto una de las mayores diferencias entre Fate y yo. El es más esquemático -ingeniero al fin y al cabo- y busca siempre hacer las cosas dentro del orden que supone debieran tener. Yo siempre he creído que no existe un gran esquema de las cosas y que el Universo es caótico por naturaleza, y me gusta hacer que todo, incluyendo las ideas, sean libres de caer en cualquier parte. Si hay un esquema o un plan detrás de ello, no es algo que me interese descubrir. Al menos para mí, el caos siempre será más entretenido.

En cuanto a su pregunta en relación a de que se trata La Hoguera, la respuesta es simple. De todo, y de nada. No hay limitaciones. No hay temas prohibidos, ni tampoco obligatorios, extensión mínima o máxima. O para ponerlo de una manera más simple, La Hoguera es una pequeña ventana al caos.

Porque fue precisamente esa fascinación por el caos la que llevó a la creación de La Hoguera. Cuando empezó se trataba de una lista de correo desde donde empecé a enviar ideas sueltas, que al ser retomadas por mis amigos generaban una retroalimentación que terminaba por generar más ideas. Cuando la convertí en un blog ocurrió lo contrario. Las ideas tenían un formato y una presentación. Por eso decidí invitar a Santiago y a Fate a participar, porque sabía que las diferencias entre nuestras formas de ser y de pensar ayudarían a romper otra vez el molde. Misma razón para invitar a Niteboy y a Chamai Khan o como quiera que se hagan llamar en estos días. Somos amigos y tenemos muchas cosas en común, pero es un hecho que jamás seremos iguales o veremos las cosas del mismo modo. Y eso debiera ser suficiente para mantener el ordenado caos de La Hoguera de las Necedades.

Ahora tal vez se estén preguntando por que carajos puse este texto aquí y no en La Hoguera. Y si estaban poniendo atención ya deberían conocer la respuesta.

9 comentarios:

  1. EN RESUMEN: ESTAS LOCO...

    Y UNA DUDA: LO DE INGENIERO DE DONDE VIENE.

    ¿LES DICEN ASI POR INGENIOSOS?...

    ResponderEliminar
  2. Ah, lo de ingeniero viene de la universidad, mi estimado Taker :-p

    Y bueno, si, tienes razón al decir que intento buscar el orden donde aparentemente no lo hay, ya que yo no creo en el caos: incluso el entorno más caótico está regido por leyes y causas sencillos y predecibles (hay quien dice que mi blog personal es un desgarriate, pero la verdad está superestructurado: mal de ingeniero).

    Sin embargo y a pesar del título no me considero cuadrado, y considero contestada mi pregunta. Nos veremos pronto por la Hoguera nuevamente.

    ResponderEliminar
  3. Nah, ya en serio Taker, efectivamente la denominación de 'ingeniero' es porque se supone que resolvemos los problemas 'con ingenio'. A pesar de lo que piensan muchas personas (y de como sean muchos ingenieros), se nos inculca a pensar en formas novedosas y poco comunes de resolver problemas utlizando el pensamiento lateral y/o divergente.

    Saludines, mi estimado.

    ResponderEliminar
  4. Oigan..¿y si hacen un programa policiaco ustedes dos?

    ok..imaginen un tema todo funk y waa-waa onda Bootsie Collins o Issac Hayes ¿va? entra en escena un Ford Impala'74 y de el salen ustedes uno se desliza por el cofre (para esto deben de dejarse crecer el bigote y usar lentes de espejo), el narrador dice:

    "Dirk Fate es un policia que cree en el orden y las leyes segun lo dictan las reglas (chuca-chuca-chuca)...Steve Albion es un policia rebelde que cree que el fin justifica los medios, el caos es su ley (wakka-wakka-wakka)...y ahora tienen que trabajar juntos, para llevar la justicia a la gran ciudad (chicas en bikini,balaceras, persecusiones,chiki-waw,chiki-waw)

    y juntos son FATE Y ALBION: DINAMITA CONTRA EL CRIMEN (Con Lou Diamond Philips como el Jefe)

    Chan-chun-Chan-chin--CHAN!!(una explosion los proyecta a la pantalla)"

    ¿Que onda?...¿se animan?

    ResponderEliminar
  5. Dejame resuelvo el asunto del bigote y te aviso, maestro...

    ResponderEliminar
  6. Supongo que pusiste esto aqui, porque comienzas hablando de ti, y de tus porques para algo, siendo tu tan curioso desde siempre.
    Puse atencion, pero si tu cuate de hace 8 años no te entiende bien, pues, en un post no puedo adivinar la respuesta, o si ??

    ResponderEliminar
  7. ESTIMADO SR. PASANTE DE INGENIERO FATE:

    NO ME CREO MUCHO QUE LES DIGAN INGENIEROS POR LA MANERA "INGENIOSA" DE RESOLVER LOS PROBLEMAS.

    Y PUSISTE "resolvemos problemas" PERO TENGO OTRA DUDA:

    ¿QUE PARA SER INGENIERO UNO NO NECESITA TERMINAR LOS ESTUDIOS, Y LUEGO REALIZAR TODOS LOS TRAMITES DE TITULACION? DE LO CONTRARIO UNO NO ES INGENIERO, ES PASANTE.

    GRACIAS. jejeje ;)

    ResponderEliminar
  8. Pues yo solamente sé que no sé nada al respecto. Es decir, fui invitado a participar en la Hoguera desde hace un ratote, y pues participo cuando tengo algo que decir.

    Si no, para que gastar tanto mi tiempo como el de los dos pelados que leen el blog.

    ResponderEliminar

¿Opiniones, quejas, comentarios?