mayo 19, 2008

Ausencia

Hacía mucho que no necesitaba escribir un texto para disculparme por la falta de actualizaciones en este blog, pero creo que más de diez días sin dar señas de vida es causa suficiente para hacerlo. Podría tomar la ruta fácil y culpar a nuestro "experto" en redes, o a CableAccess y su extraordinario (porque definitivamente no puede ser calificado de normal) servicio (como lo siento por aquellos incautos que decidan contratar su servicio de telefonía digital...), pero no lo haré.

La verdad es que he escrito algunos textos, pero ninguno de ellos me agradó del todo... tenía también un par de memes, pero no quise simplemente llenar espacio sin razón (porque el resto de mis textos son taaan relevantes) así que decidí guardarlos para después. Espero esta semana finalmente ponerme al día, publicar los comentarios de las tres películas que tengo pendientes y alguno que otro texto que pueda completar satisfactoriamente.

Por cierto, ya que mencioné a nuestro ilustre ingeniebro... algunas cosas ya funcionan, pero aún tenemos varios problemas. Además, por si hiciera falta, demostró una vez más su incompetencia al sugerir recurrir a la última salida de quien no encuentra el modo de solucionar un problema: formatear el disco duro y reinstalar desde cero. Insiste en la eficacia de su antivirus, aún cuando le mostramos que no hacía nada. Realizamos una revisión del sistema durante la cual se detectaron 20 virus, mismos que el Panda supuestamente solucionó, eliminando unos archivos y limpiando otros. Desactivamos el antivirus para instalar uno diferente (Avast!) y lo usamos para revisar el equipo. Resultado: 27 amenazas, incluídas las 20 que el Panda acababa de "solucionar".

También nos dijo que no existía ninguna diferencia entre el Windows Messenger (el que viene por default con Windows XP) y Windows Live Messenger, y no instaló el Internet Explorer 7 porque al fin y al cabo es lo mismo que el 6... ni hablar de Firefox, aunque ese ya lo instalé yo mismo. También nos instaló versiones obsoletas de Quicktime y del Adobe Reader, con lo que se ha terminado de ganar la antipatía de mi primo, quien solo está esperando que deje operando el último grupo de trabajo para darle una patada en el trasero.

En fin. Ahora habrá que encontrar a alguien capaz para que se encargue del mantenimiento a los equipos y mientras tanto tratar de actualizar las aplicaciones que lo necesiten...
google-site-verification: google16104568f5df7b5d.html