junio 04, 2008

Chaos

Esta es una película filmada en el 2005 que por alguna razón no se estrenó comercialmente en su momento en casi ninguna parte del mundo, apareciendo en algunos países directamente en video y en otros en unas cuantas salas algún tiempo más tarde. En los Estados Unidos se estrenó hace un año y en México hace algunas semanas, y a pesar de eso la película no es tan mala como llegué a temer. Me parece curioso que fuese "guardada" aún teniendo un elenco que, tratándose de una historia de policías y ladrones al menos le ameritaba un cierto reconocimiento en cartelera: Jason Statham, Wesley Snipes, Nicholas Lea y Ryan Phillippe. La película fue escrita y dirigida por Tony Giglio, de quien no sabía absolutamente nada hasta que hice una breve consulta en la Internet Movie Database y descubrí que tiene una larga trayectoria como asistente de producción, habiendo colaborado con directores como Sam Raimi, Michael Mann y John Carpenter.

Técnicamente podría decirse que Chaos es una heist movie, pues la historia gira en torno a un asalto al banco, aunque la atención del espectador es rápidamente desviada hacia la relación entre los policias a cargo de investigar el caso. Imagino que la cercanía de su producción con la de Inside Man de Spike Lee puede haber sido un factor para que no se estrenase una vez completada la producción, pues ambas cintas tratan sobre un tema muy similar, que es una forma de robar un banco diferente a las que estamos acostumbrados.

Como mencioné más arriba, el hecho de que se tratase de una película que estuvo enlatada me hacía pensar que podía tratarse de una cinta realmente mala, pero ese no es el caso. No llega a ser buena, pero en vez de un mal sabor de boca la sensación que le deja a uno es la de oportunidades desperdiciadas. El guión tiene algunas sub-tramas que nunca se desarrollan apropiadamente y terminan siendo irrelevantes para la historia central, y esta sufre debido a que esas mismas sub-tramas se convierten en distracciones y rompen el ritmo narrativo de la película.

El guión pretende ser más inteligente de lo que en realidad es y el uso de algunos postulados de la Teoría del Caos se siente forzado e incluso fuera de lugar, y aún cuando hay un par de secuencias de acción bien hechas uno se queda con la sensación de que algo hizo falta (¿Quizás una pelea Snipes vs Statham mano a mano?). El resultado final es una película entretenida para los aficionados al cine de policias y ladrones pero que no pasa de ser un divertimento desechable y olvidable. Lástima, porque había un par de ideas que pudieron haber hecho de esta película algo mucho más memorable.
google-site-verification: google16104568f5df7b5d.html