septiembre 17, 2008

Wanted

En un año donde los comics parecen haber sido el principal semillero de ideas para los blockbusters veraniegos de Hollywood aparece una de las adaptaciones más extrañas que se hayan visto en algún tiempo: Wanted. Cuando digo extraña no me refiero a nada en particular, si no a la serie de peculiaridades que se fueron dando en el proceso que llevó a la adaptación de la miniserie de Mark Millar y JG Jones a convertirse en la película estrenada hace unas semanas, la cual tiene realmente pocas cosas en común con el mencionado comic pero de algún modo consigue retener la esencia detrás de la historia. No suelo comentar comics por aquí y no se si sea momento de hacerlo, así que por lo pronto me limitaré a comentar la película.

Wanted es la primera película en Hollywood del director kazakistaní Timur Bekmambetov, quien se hiciera de fama en años recientes por sus cintas Nochnoy Dozor (Nightwatch/Guardianes de la Noche) y Dnevnoy Dozor (Daywatch/Guardianes del Día), basadas en las novelas rusas de los mismos nombres. No he visto la segunda de ellas, pero Nochnoy Dozor me pareció un interesante y espectacular ejercicio visual con severos problemas argumentales y narrativos. Afortunadamente para Wanted -y para la audiencia, claro-, Bekmambetov fue contratado únicamente para dirigir la película y no para escribirla. Wanted cuenta la historia de Wesley Gibson (James McAvoy), un joven empleado de oficina sin caracter ni ambiciones, un don nadie incapaz de hacerse respetar, un pelele a quien su novia engaña con su mejor amigo y aunque él lo sabe no hace nada al respecto, a quien su jefa humilla y ningunea todo el tiempo y quien encima de todo necesita medicamentos para controlar sus ataques de ansiedad.

No parece haber ninguna posibilidad de cambio en la vida de Wesley hasta que aparece en su vida Fox (Angelina Jolie), una misteriosa mujer que le informa que conoció a su padre, quien era el mejor asesino del mundo y quien acaba de ser asesinado por su principal competidor. De acuerdo con Fox, Wesley es heredero no solo de la enorme cuenta bancaria de su difunto padre, si no también de sus habilidades y de un lugar en La Fraternidad, un secreto grupo de asesinos que opera desde las sombras desde hace varios siglos alterando o modificando el balance de poder en el mundo de acuerdo a sus propios intereses. Wesley se muestra incrédulo hasta que aparece en escena Cross (Thomas Kretschmann), el presunto asesino de su padre y quien aparentemente pretende matarlo a él también. Más asustado que convencido, Wesley se pone en manos de La Fraternidad, quienes además de mantenerlo a salvo de Cross lo someten a un brutal entrenamiento dirigido a convertirlo en uno de ellos. Algunos giros de tuerca a la historia y muchas secuencias de acción realmente espectaculares, Wanted concluye de una manera muy similar al comic, pero llegando a ese punto de una manera completamente diferente.

Lo único que diré del comic será para puntualizar algunas de las diferencias en la historia: en el comic, La Fraternidad es una Sociedad Secreta de Supervillanos, quienes tras una gran guerra en 1986 exterminaron a todos los superhéroes del mundo, el cual controlan y gobiernan en secreto desde entonces. Dentro de La Fraternidad existe una disidencia en torno al tema de si debieran mantener las cosas tal como están o revelar al mundo su presencia y gobernarlo abiertamente. En medio de esa tensión es que el padre de Wesley es asesinado y él tiene que elegir una facción para pelear a su lado. Los diferentes integrantes de La Fraternidad son un homenaje a personajes conocidos, mayormente del panteón de la DC Comics, con un bando lidereado por versiones de los enemigos clásicos de Superman y el otro por variantes de los villanos de Batman, y obviamente todos ellos lucen coloridos disfraces.

Temáticamente hablando la película -al igual que el comic- parece retomar algunos elementos de Fight Club o de The Matrix en lo que refiere al rebelarse contra el status quo o mostrar algún nivel de inconformidad hacia la sociedad o el papel del individuo en la misma. Esto no se explora muy a fondo, pero está presente durante la mayor parte de la película, evitando que se convierta en un simple festín de acción y efectos especiales sin sustancia alguna. Y si lo que buscan son efectos especiales espectaculares, acción y violencia, Wanted los tiene en cantidad y calidad.

La verdad me extrañó un poco que no generase mayor interés o expectación la película, pues aún cuando el comic no es precisamente un título de alta visibilidad masiva, uno esperaría que la presencia de Angelina Jolie y Morgan Freeman junto a James McAvoy aseguraría que no pasara desapercibida en la cartelera. Imagino que entre los estrenos veraniegos pudo hacerle falta el colorido y vistosidad de usar uniformes convencionales de supervillano, lo que resulta paradójico tomando en cuenta que la intención original de Mark Millar en el comic era utilizar dichos trajes lo menos posible.

Resumiendo, Wanted es una buena opción si lo que buscan es entretenimiento escapista con fuertes dosis de acción y adrenalina. Incluso siento curiosidad sobre si Bekmambetov será capaz de asimilar algunos trucos narrativos cuando realice la tercera parte de la Saga de los Guardianes, Twilight Watch, la cual será producida por un estudio hollywoodense. Si no es así, ojalá que al menos contemple la idea de hacerse con los servicios de un guionista que lo ayude a pulir el aspecto narrativo de su trabajo, pues la parte visual la tiene completamente dominada.
google-site-verification: google16104568f5df7b5d.html