noviembre 19, 2008

The Appaloosa

Este libro lo leí como consecuencia de una curiosa confusión. Hace un par de meses se estrenó en Estados Unidos Appaloosa, un western protagonizado por Ed Harris y Viggo Mortensen y dirigido por el propio Harris. En alguna parte me encontré con una nota recomendando la película como un western hecho a la usanza de la vieja escuela y elogiando la adaptación respecto al material de origen, una novela del mismo título por un tal Robert... algo. Unos días más tarde, durante una de mis acostumbradas expediciones a una librería de viejo, sobre una pila de pockets en inglés vi un delgado volumen en el cual se veía la imagen de un vaquero montando a caballo junto a una mujer bajo el título The Appaloosa. Levanté el ejemplar y vi que el nombre del autor era Robert McLeod y asumí que debía ser la novela en la cual se había basado la película de Harris.

Unas semanas después leí el libro y me quedé bastante confundido, pues lo que acababa de leer no tenía nada que ver con lo que había leído acerca de la película. Asumí en un principio que debía ser otro caso de un estudio o productor comprando los derechos de un libro para poder utilizar el título y el nombre del autor durante la promoción. Ahí hubiera quedado todo si hace un par de semanas no me hubiese topado en la tv con una película protagonizada por Marlon Brando en donde interpretaba a un hombre tratando de recuperar un caballo que le fue robado por un temido pistolero de un poblado mexicano cercano a la frontera. La película llevaba ya algunos minutos así que no podía saber que película era y la guía de programación no ofrecía mucha ayuda -"película", declaraba austeramente-, así que seguí viendo y empecé a reconocer los nombres y la historia. Era el libro que recién había leído.

Una rápida búsqueda en internet me reveló que en efecto la película se llama The Appaloosa, fue dirigida por Sidney J. Furie y estelarizada por Marlon Brando, John Saxon y Emilio "El Indio" Fernández. Se trata de un western bastante simple y con poco que destacar salvo por la presencia de Brando, misma que basta para crear la impresión de que la película es mucho más. Picada mi curiosidad busqué más información sobre la cinta de Ed Harris, que todavía no se estrena en México, por cierto, y descubrí que lo único que tienen ambas en común es el título, que ni siquiera es idéntico. El autor de la novela en que ésta está basada es Robert Parker y el título es simplemente Appaloosa, sin el artículo. Confusión comprensible, pero confusión al fin y al cabo.

La verdad no me puedo quejar. El libro no solo es bastante bueno si no que me salió casi regalado, pues tenía un precio de 5 pesos a los que aún hay que restar el 10% por pago en efectivo, resultando en un total de 4.50, equivalentes a unos 30 centavos de dólar. La novela cuenta la historia de Matt Fletcher, un cazador de bufalos que tras un peligroso enfrentamiento con los indios decide que ha llegado el momento de retirarse. Con sus ahorros y un pony capturado durante el ataque de los indios, Fletcher toma rumbo al sur, donde posee un rancho cerca de la frontera con México. Appaloosa es el nombre que se da a la raza de caballos pintos que eran tan populares entre diversas tribus de Norteamérica. Dado que Fletcher tiene ascendencia mexicana y piensa quedarse a vivir cerca de la frontera bautiza a su caballo como "Pecas". El animal llama la atención de un adinerado pistolero mexicano, quien lo ve en un pueblo y ofrece comprarlo a Fletcher. Este se rehusa y abandona el pueblo para dirigirse a su rancho, donde lo espera su primo Paco, quien junto con su esposa e hijos se ha encargado de mantener la propiedad en su ausencia. Todo parece ir bien y Fletcher tiene planes de usar a Pecas para convertirse en criador de caballos, pero Pecas es robado cuando uno de los hijos de Paco lo saca a pasear. Convencido de que fue robado por el mismo hombre que intentó comprárselo, Matt emprende la persecución hacia el otro lado de la frontera.

Lo que sigue es una odisea de violencia, pues luego de que Matt consigue recuperar a Pecas y huir solo cuenta con la ayuda de una prostituta que escapa con él. Lo mejor del libro es la atención al detalle sobre la vida en los agrestes territorios fronterizos, así como las costumbres de los indios, los rancheros, los cazadores de bufalos y los pistoleros de la época. La historia es narrada de un modo crudo y realista pero sin depender demasiado del trasfondo, centrándose en el personaje central y explorando acertadamente su caracter y sus motivaciones. El resultado es un libro tan entretenido como la película que inspiró y casi igual de corto. Si les gustan los westerns les recomiendo tanto el libro como la película, que si bien dudo sean fáciles de conseguir tampoco se trata de objetos imposibles de obtener.
google-site-verification: google16104568f5df7b5d.html