marzo 24, 2009

Three Days in Europe

No acostumbro escribir acerca de comics en este blog, principalmente porque para ello era colaborador regular en Comicverso y en La Quinta Dimensión, blogs especializados en el tema, pero dado que esos dos proyectos han sido abandonados por todos sus colaboradores y aparentemente también por todos sus lectores, no veo razón alguna para seguir tirando textos al vacío, así que probablemente lo que solía publicar en ellos intentaré acomodarlo en la medida de lo posible aquí y en La Hoguera. Por otro lado, siempre he sido defensor del arte secuencial como un medio narrativo tan digno como la literatura o el cine, así que lo más normal es intercalar mis comentarios y reseñas de comics y novelas gráficas con las de libros y películas. Total, no es como si leyera mucho de superhéroes, que parecen ser el género más identificado con el medio y la razón principal por la que suele tratársele como un medio de segunda.

Antony Johnston se empezó a hacer de un nombre por su trabajo periodístico en el sitio NinthArt.com, donde buscaba hacer una aproximación crítica seria al medio, a la manera de los sitios especializados en cine y literatura. En 2001 publicó su primer trabajo de ficción, Frightening Curves, una novela ilustrada, a través de Ciberosia Publishing, una naciente editorial de comics. Durante los años siguientes Johnston escribió historias cortas, miniseries y novelas gráficas para editoriales como Oni Press, Avatar Publishing e Image Comics. Sus adaptaciones de poemas y prosa de Alan Moore le ganaron críticas positivas y reconocimiento público, y su serie Wasteland lo convirtió en uno de los nuevos autores más exitosos y aclamados en la industria.

En 2002, Oni Press inició la publicación de Three Days in Europe, una miniserie de cinco números escrita por Johnston e ilustrada por Mike Hawthorne, misma que fue compilada en un solo tomo a mediados del 2003. Three Days in Europe es una historia que solo puede describirse como una comedia romántica con tintes de suspenso y aventura, y resulta reminiscente de las películas de la Era Dorada del género, cuando Cary Grant y Audrey Hepburn estaban en la cúspide de sus carreras. Sus protagonistas son Jack, un ejecutivo de ventas de publicidad de una conocida revista, y Jill, una curadora auxiliar en una galería de arte moderno en Manhattan. Jóvenes y atractivos, exitosos en sus respectivos trabajos y enamorados uno del otro, Jack y Jill debieran ser la pareja perfecta, pero últimamente su relación no marcha del todo bien. Afortunadamente Jack tiene un plan para solucionar su situación: pasar el fin de semana de San Valentín en Paris, donde además asistirán a una exclusiva exhibición de arte, lo que debiera ser una placentera sorpresa para Jill.

Jill por su parte ha pensado en una solución similar: un fin de semana en Londres, donde además asistirán al set de un programa de televisión donde se presentará Q.E.D., la banda de rock favorita de Jack. Por si eso no fuese suficiente para consentir a su novio, Jill también consiguió pases para conocer a la banda en el backstage, lo que sin duda será una gran sorpresa para Jack. Ahora solo tienen que resolver un pequeño problema. ¿Cómo podrán pasar EL MISMO fin de semana en París y en Londres? Luego de otra discusión y un complicado enredo en el aeropuerto, cada uno de ellos viaja a una de las dos ciudades, solo que no a la que cada uno esperaba. Pronto Jill se convierte en la más reciente conquista del guitarrista de Q.E.D. mientras Jack se involucra en un plan para robar la pieza central de la exposición de arte. ¿Podrá la joven pareja resolver su situación para volver a estar juntos?

El arte de Mike Hawthorne tiene una limpieza y dinámica narrativa que le dan un aire de animación, resultando el complemento ideal para la historia de Johnston. Recuerdo que alguien comparaba el resultado final con lo que sería una animación clásica de Disney dirigida a un público de veintitantos años de edad, lo cual me parece una descripción bastante acertada. Lo que es un hecho es que Three Days in Europe es la clase de novela gráfica que resulta ideal para regalar o prestar a amigos quer nunca hayan leído un comic o incluso que nunca hayan sentido siquiera la más mínima curiosidad por hacerlo. Lamentablemente el tomo está actualmente fuera de prensas en Oni Press, aunque es relativamente fácil de conseguir en diversas tiendas en línea. Además, cabe la posibilidad de que Oni Press decida crear una nueva edición de concretarse el anuncio hecho hace unos meses.

Vandalia Films, la nueva compañía de producción de Jennifer Garner, adquirió los derechos para adaptar la novela gráfica al cine. Luego de asociarse con Seed Productions, propiedad de John Palermo y Hugh Jackman, llegaron a un acuerdo con Warner Pictures para la realización y distribución de la cinta, misma que sería interpretada por Jackman y Garner en los papeles principales. Se espera que la producción se realice este mismo año y la película se estrene a finales de año o a principios del 2010.
google-site-verification: google16104568f5df7b5d.html