agosto 06, 2009

Dark Tower: The Gunslinger

La Torre Oscura es el proyecto más ambicioso de la carrera de Stephen King, con el autor habiéndose referido a el en más de una ocasión como su magnum opus. The Gunslinger (El Pistolero, pero publicado como La Hierba del Diablo por alguna razón que aún no consigo dilucidar) es el primer libro de la saga, mismo que tomó a King más de doce años completar. Está compuesto de cinco partes publicadas originalmente como cuentos en The Magazine of Fantasy and Science Fiction entre 1978 y 1981, y apareciendo por primera vez en un tomo en 1988.

Yo compré una copia de este libro en 1992 -lo recuerdo bien porque fue el primer libro de King que compré-, pero no lo había leído, en parte porque a pesar de empezarlo dos veces no me convencía el ritmo narrativo de las primeras páginas, y en parte porque tras leer la nota del autor no estaba seguro de que la historia fuese a ser completada algún día. Digo esto porque en dicha nota, King manifiesta sus dudas y temor de no llegar a contar la historia completa debido a la cantidad de volúmenes que necesitaría para contarla. Finalmente en el 2004 apareció el séptimo y último volumen de la saga, lo que me llevó a reconsiderar la idea de leerlos.

Hace un par de años King firmó un convenio con Marvel Comics para la publicación de una serie de precuelas y adaptaciones de los libros en formato de comic, lo que me hizo considerar una vez más la idea; y recientemente, al encontrarme en la colección Everything's Eventual -que comenté por aquí hace unos meses- con la historia The Little Sisters of Eluria, ligada a la saga y protagonizada por Roland el Pistolero, y tras toparme con el segundo tomo en una librería de viejo, decidí que era hora y busqué mi vieja y casi olvidada copia del primer volumen.

The Gunslinger cuenta la historia de Roland de Gilead, el último pistolero, quien se dispone a atravesar el desierto en persecución del Hombre de Negro, a quien necesita para poder algún alcanzar la Torre Oscura. El mundo en que se desarrolla la historia parece ser una realidad alterna a la nuestra, con reminiscencias del Viejo Oeste pero en una época futura, donde toda la tecnología y avances han caído en el abandono, dejando un desolado mundo donde la magia parece ser más común que la ciencia.

Mientras cruza el desierto, Roland se encuentra con un granjero en medio de la nada que vive con la única compañía de un cuervo. Al pasar la noche en su cabaña le cuenta sobre su persecusión del Hombre de Negro y su cuasitraumática experiencia al pasar por el poblado más cercano luego de que el Hombre de Negro pasase por ahí días antes haciendo gala de sus habilidades de hechicero.

Más adelante encuentra una vieja estación de paso abandonada donde conoce a Jake, un niño que no tiene memoria de como llegó ahí o cuanto tiempo hace que llegó. Roland lo hipnotiza y descubre que el niño es originario de lo que parece ser el Nueva York de nuestro mundo y que murió al ser arrojado, presuntamente por el Hombre de Negro, al arroyo vehicular. Tras tomar algunas provisiones de la bodega de la estación, Roland y Jake parten tras el rastro del Hombre de Negro, dejando finalmente atrás el desierto.

Parte del pasado de Roland es contada en esta parte, cuando el pistolero intenta hallar un modo de conectar con Jake contándole acerca de su infancia y de como se convirtió en un pistolero, así como también mediante flashbacks donde Roland reflexiona acerca de su vida tras tener conversaciones con Jake. Tras algunos días de viaje, finalmente alcanzan a su presa, no sin antes tener que lidiar con mutantes en una abandonada vía ferrea. La confrontación final entre Roland y el Hombre de Negro sirve para sentar la dirección futura de la saga, aunque a decir verdad tiene un tinte anticlimáctico, dejándo al lector la sensación de haber leído apenas el prólogo de una historia.

Honestamente, el libro me decepcionó un poco, pues no consiguió nunca atraparme con la historia, misma que sentí un poco llana y sin emoción alguna, lo cual resulta inusual para un trabajo de King, quien suele ser un autor visceral que siempre busca una reacción emocional en sus lectores. Imagino que al mismo King le resultaba poco satisfactoria, pues hace unos años, justo antes de terminar la serie, publicó una versión corregida y aumentada de The Gunslinger, afirmando que había corregido partes que le parecían demasiado secas y arreglado algunos problemas de continuidad, eliminando algunas posibles inconsistencias con el resto de la serie y particularmente con su desenlace.

Resumiendo, The Gunslinger es un libro medianamente entretenido que debiera resultar del agrado de los fans incondicionales de King y moderadamente interesante para los fans de los géneros de horror y/o fantasía oscura. Siempre he escuchado que se trata del volumen màs flojo de la serie de la Torre Oscura, asì que espero que los volúmenes subsecuentes resulten mucho màs entretenidos e interesantes.
google-site-verification: google16104568f5df7b5d.html