septiembre 15, 2009

Killshot

No he ocultado en ningún momento que Elmore Leonard se ha convertido rápidamente en uno de mis escritores favoritos, así que por asociación muestro cierto interés hacia películas basadas en su trabajo, como es el caso de Killshot. Aparentemente en este caso el proceso de adaptar la novela a la pantalla grande fue largo y tedioso, habiéndose iniciado su desarrollo hace más de diez años en Miramax Films. A principios de esta década se suponía que la película sería dirigida por Tony Scott y sería protagonizada por Robert DeNiro y Quentin Tarantino en el papel de los matones de la película. Cuando eso se vino abajo, los Hermanos Weinstein contrataron a John Madden -el director de Shakespeare in Love y Captain Corelli's Mandolin, no el ex-entrenador, ex-analista y mogul del videojuego de la NFL- para encargarse de la dirección.

Se suponía que John Travolta y Justin Timberlake reemplazarían a DeNiro y Tarantino, y que Sandra Bullock y Viggo Mortensen se encargarían de interpretar a la pareja perseguida por ellos, pero en el verano del 2005 se confirmó que el elenco estaría compuesto por Mickey Rourke, Joseph Gordon-Levitt, Diane Lane y Thomas Jane en esos cuatro papeles. Rosario Dawson y Hal Holbrook se añadieron con papeles de soporte y la película fue completada a finales del año.

Tras algunas proyecciones de prueba el estudio ordenó que se refilmasen varias secuencias y se hiciera una nueva edición a la película, resultando en la eliminación de un subplot entero en que participaba un policía corrupto, encarnado por Johnny Knoxville, quien (afortunadamente) no aparece en la versión final de la película. El estreno estaba originalmente planeado para marzo del 2006, pero fue postergado para octubre de ese mismo año. Luego se canceló y se anunció que sería lanzada directamente en DVD.

En el 2008 se anunció que si sería estrenada a finales de año, pero luego esa fecha se cambió a enero de este año antes de ser finalmente cancelada. El DVD apareció en Estados Unidos en mayo pasado. Con esos antecedentes mis expectativas al ver la película en cines eran muy bajas, siendo motivado únicamente por la idea de que era una historia de Leonard y porque el trailer se veía lo suficientemente intrigante, especialmente por lo que mostraba de Rourke y Gordon-Levitt.

Killshot (Tiro Mortal) cuenta la historia de Armand Degas (Rourke), un matón a sueldo conocido también como Blackbird, quien trabaja por su cuenta pero mantiene lazos con la mafia de Toronto. Tras un trabajo donde se excede en su recelosa obsesión con no dejar rastros ni testigos, Blackbird se encuentra con que sus antiguos empleadores le han pusto precio a su cabeza. Entra en escena Richie Nix (Gordon-Levitt), un patético y psicótico aspirante a asaltante de bancos y estafador, quien primero secuestra a Blackbird para usarlo como chofer pero termina ofreciéndole una sociedad.

El plan de Nix para extorsionar al dueño de una agencia inmobiliaria fracasa cuando su mala planeación enfrenta al par con Wayne Colson (Jane), un trabajador de la industria metalúrgica quien al perder su trabajo ha decidido probar suerte como vendedor de bienes raíces. A causa de un malentendido Colston es confundido con el hombre a quien pensaba pedir empleo, echando por tierra el plan de Nix. Carmen (Lane), su esposa, quien trabaja en la agencia de bienes raíces y de quien se encuentra en proceso de separación, presencia todo. Cuando más tarde Blackbird y Nix intentan asesinar a la pareja, éstos son puestos bajo protección policiaca.

El FBI aparece debido a la investigación del homicidio cometido por Blackbird a nombre de la mafia canadiense, pues pretenden utilizar a los Colston como señuelos y posibles testigos contra Blackbird y sus ex-jefes, y colocan a la pareja en el programa de protección de testigos. Carmen y Wayne se mudan a otra ciudad bajo nuevas identidades, pero la fría practicalidad de Blackbird y su experiencia como asesino ponen a la pareja nuevamente en riesgo, y si tienen esperanza de salir vivos, la protección policiaca y la distancia no serán suficientes, así que la pareja tendrá que hacer uso de cuanto recurso esté a su alcance.

La película está llena de pequeños defectos e imperfecciones, pues por momentos la trama parece más compleja de lo que resulta ser, y en ocasiones da vueltas innecesarias sobre elementos sin importancia, y el ritmo de la historia se vuelve irregular en varias partes, lo que imagino es resultado de la pesada reedición a que fue sometida.

Las actuaciones son buenas en general, destacando Rourke y Gordon-Levitt. Me parece que la historia resulta un tanto más simple de lo deseable, lo que achaco a la historia secundaria del policia corrupto que se eliminó completamente.

Aún cuando Madden es más conocido por su trabajo en dramas más tradicionales, los thrillers y el género policiaco de crimen no le son desconocidos, pues pasó varios años de su carrera trabajando en ellos en el circuito independiente británico y en TV, habiendo dirigido varios episodios de la excelente serie Inpector Morse y de la más reciente versión de las aventuras de Sherlock Holmes producida por la BBC. Con todo, encontré a Killshot bastante entretenida, y supongo que todo aquel que guste del género policiaco/de crimen/noir encontrará en ella algo de su agrado -a menos, claro, que sean demasiado quisquillosos-, y si son fans de las historias de Leonard más aún, incluso pese a la persistente sensación de que pudo haber sido mucho mejor.
google-site-verification: google16104568f5df7b5d.html