noviembre 20, 2009

Roman de Gare (Claude Lelouch)

Claude Lelouch es un director francés de quien no sé mucho a pesar de tener una larga carrera cinematográfica, con más de cuarenta películas como realizadas como director en casi cincuenta años. Ganador del Oscar y la Palma de Oro, la única película suya que había visto era Les Misérables, en una versión que no es una adaptación directa de la obra de Victor Hugo, sino una exprapolación de esa clásica obra a un entorno más contemporáneo a través de un personaje pobre e iliterato quien descubre el libro y encuentra muchos paralelos entre éste y su vida. Además de esa película había visto su trabajo en un segmento (France) de 11'9''01 September 11, la colección internacional de cortometrajes dedicados a los ataques terroristas.

Roman de gare es una expresión utilizada en Francia para referirse a las novelas consideradas como lectura ligera, ideales para leer durante un viaje o una tarde sentados en la playa. De hecho, en Estados Unidos a esta clase de novelas se les llama beach novel. En México no tenemos un nombre para esta clase de libros porque muy poca gente lee, ya dejen en la playa, en cualquier parte. Pero podríamos decir que son esos libros de bolsillo tan populares en aeropuertos y terminales de autobús.

La película empieza mostrando a Judith Ralitzer (Fanny Ardant), una exitosa escritora de esa clase de material, siendo interrogada en relación a un homicidio, y entonces corta hacia el pasado. Un programa nocturno de radio informa de la fuga de un pedófilo y asesino infantil. Una mujer reporta la desaparición de su marido ante las autoridades. Y el asistente de la famosa escritora también está desaparecido. Entonces seguimos a un hombre, Pierre (Dominique Pinon), quien parece encajar con la descripción de cualquiera de los tres, hasta una estación de servicio al lado de la carretera. Ahí presencia como una joven mujer de nombre Huguette (Audrey Dana) es abandonada a su suerte por su pareja y la aborda ofreciéndose a llevarla. Al principio la mujer duda, pero termina accediendo e incluso lo convence de hacerse pasar pasar por su prometido para quedar bien ante su familia.

Así empiezan una serie de enredos propios de una comedia romántica, que se van entrelazando poco a poco con una serie de intrigas de parte de la escritora para deshacerse de su asistente, quien en realidad es su escritor fantasma. Poco a poco los elementos de la historia se van cerrando en torno a una trama principal donde se aclara quien es el pedófilo, que pasó con el marido ausente, y cual es la identidad y trágico destino del escritor fantasma.

Lelouche se toma su tiempo para introducir a sus personajes y crear en el espectador la suficiente empatía con ellos como para que le importe lo que les ocurra, y una vez que lo hace la película se mueve a buen ritmo. Las actuaciones son muy buenas y la historia se mueve ágilmente en terrenos propios de un thriller pero sin dejar nunca de lado la sensación de que en realidad se trata de una inteligente comedia romántica, muy diferente a las que Hollywood produce.

Roman de Gare fue filmada y estrenada en Francia en el 2007, haciendo la ronda de festivales en nuestro continente durante el año pasado y teniendo un moderado estreno comercial en los Estados Unidos bajo el título de Crossed Tracks (Caminos Cruzados). En México se estrenó hace un par de semanas y aún se le puede hallar en varias salas -al menos en la ciudad de México- bajo el título Crimen de Autor.

La recomiendo ampliamente.
google-site-verification: google16104568f5df7b5d.html