diciembre 04, 2009

Phantom of the Opera + LaBarranca

El pasado sábado 28 acudí a la Cineteca Nacional para presenciar una función muy especial. Como parte de un ciclo denominado Bandas Sonoras: Cine Mudo a Ritmo de Rock, se proyectaba ese día The Phantom of the Opera, película de 1925 dirigida por Rupert Julian y Edward Sedgwick. Bandas Sonoras es un proyecto surgido de la colaboración entre la Cineteca Nacional e Interferencia 7Diez, ésta última parte del Instituto Mexicano de la Radio, y originalmente consistió en cuatro películas proyectadas durante los pasados meses de julio y agosto: Nosferatu, eine Symphonie des Grauens (1922), The Kid (1921), The Camera Man (1929) y Metropolis (1927). La musicalización de esas proyecciones corrió a cargo de Los Gatos, Alonso Arreola, Alejandro Otaola y Yokozuna, respectivamente.

En esta ocasión, el soundtrack para The Phantom of the Opera fue sustituido por una banda sonora totalmente nueva y original, misma que fue interpretada en vivo durante las tres funciones del sábado por LaBarranca, grupo de rock nacional lidereado por el guitarrista José Manuel Aguilera, quien fue acompañado en esta ocasión por Federico Fong, Jorge Cox Gaitán y Enrique Castro. A diferencia de las cuatro primeras películas del ciclo, en esta ocasión tanto a mi hermano como a mi nos agradó bastante la combinación de la banda y película seleccionadas, así que en cuanto supimos de la preventa de boletos acudimos a adquirirlos.

Aparentemente se presentaron diversas dificultades técnicas durante la primera de las tres funciones, lo que ocasionó un retraso para las otras dos. Afortunadamente nosotros compramos boletos para la segunda función y lo único de lo que nos podemos quejar es de que ésta haya empezado con casi una hora de retraso. No hubo ningún otro contratiempo y pudimos disfrutar de una buena interpretación de la banda, con un resultado que, en mi no tan humilde opinión, resulta más adecuada para acompañar la película que su banda sonora original, acentuando acertadamente el tono de la historia de una manera que el acompañamiento original no conseguía.

La película está basada en la novela de Gaston Leroux del mismo título y cuenta la historia de Erik (Lon Chaney), un siniestro personaje que se oculta en los sótanos de la Ópera de Paris y quien es capaz de cualquier cosa con tal de conquistar a Christine Daae (Mary Philbin), una de las cantantes principales. Su obsesión lo lleva a cometer toda clase de actos terroristas para impulsar la carrera de la joven cantante a cambio de que ésta se vaya con él al momento que se lo pida. Esto causa un conflicto con el prometido de Christine, el Vizconde Raoul de Chagny (Norman Kerry), quien intentará todo para salvaguardar su futuro y el de su amada. La música que acompañaba originalmente a la película era una partitura original que incorporaba elementos de la ópera Faust y de la Sinfonía No. 8 de Franz Schubert.

La película tiene varias versiones debido a que se hacía un corte para su estreno en los Estados Unidos y otro diferente para otros países. La aparición del cine sonoro un par de años después de su estreno llevó al estudio a refilmar parte de la película y a agregar voces al resto, re-estrenándola en 1929. La copia que ha servido como base para las versiones remasterizadas que existen en la actualidad parece ser un híbrido de las dos versiones que fue rescatado del acervo de Universal Pictures, pero nadie sabe a ciencia cierta que tantas diferencias existen entre las diferentes versiones. Universal no renovó el copyright de la película en 1953, tal como se suponía debía hacerlo, por lo cual la película se encuentra desde esa fecha en el dominio público, lo que explica que existan en el mercado copias de variada calidad de la misma e incluso con diferente duración. Gracias a ese descuido de Universal también resulta posible ver y/o descargar la película de manera gratuita en el Archivo de Internet, donde está disponible en varios formatos, o incluso poder verla por partes en YouTube.
google-site-verification: google16104568f5df7b5d.html