julio 09, 2010

Kick-ass (the movie)

Es un hecho que las adaptaciones de comics se han convertido en una parte importante de la oferta hollywoodense de entretenimiento cinematográfico y que lo seguirán siendo por varios años. La reciente adquisición que hizo Disney de Marvel Comics y los cambios administrativos realizados por Warner Brothers para mejorar la gestión de las propiedades de su subsidiaria DC Comics son un par de muestras del interés de los estudios por asegurarse los derechos de esta basta librería de historias. También es un hecho que historias fuera del género de superhéroes tendrán salida de manera constante, pero eso no quiere decir que estemos listos para decir que los superhéroes han tocado techo y es hora de voltear a otro lado. Lo importante es que siga habiendo directores y guionistas interesados en contar una buena historia sin darle demasiada importancia al género o pensando en una audiencia específica.

Ese parece ser el caso de Matthew Vaughn, quien conoció a Mark Millar durante el breve periodo en que estuvo involucrado en la pre-producción de Thor. Millar le mostró algunos guiones de lo que eventualmente sería el comic de Kick Ass y despertó el interés de Vaughn, quien empezó a trabajar en una adaptación con su acostumbrada colaboradora Jane Goldman. Vaughn intentó vender el proyecto a varios estudios, pero todos lo rechazaron por considerarlo poco viable en términos comerciales. Durante una cena con amigos y gente del medio, Vaughn convenció a muchos de ellos de invertir en la película y la realizó de manera independiente. Una vez terminada se dedicó a promoverla en festivales y en la ComiCon de San Diego del año pasado, con tan buenos resultados que terminó vendiendo los derechos de distribución a Universal por una cantidad superior a la que originalmente les había pedido para producirla.

Como mencioné antes, Kick Ass está basada en el comic del mismo nombre creado por Mark Millar e ilustrado por John Romita Jr., pero considero prudente advertir que existen muchas diferencias entre el comic y la película, pues a pesar de contar básicamente la misma historia, la película lo hace de mucho mejor manera. Hago esta aclaración porque se que hay quienes tras ver una película buscan el libro o comic en que se basó, y en este caso en particular creo que sería algo de impacto negativo. Tal vez dedique un texto posterior al comic para explicar porque creo que no funcionó como debería haberlo hecho, pero por ahora me concentraré en la película.

Kick Ass cuenta la historia de Dave Lizewski (Aaron Johnson), un adolescente neoyorquino aficionado a los comics y quien encaja dentro de la mayoría de estereotipos asociados con los geeks y nerds. Dave ha discutido varias veces con sus amigos sobre lo raro que encuentra el hecho de que nadie haya intentado jamás convertirse en un superhéroe en el mundo real. A pesar de los sólidos argumentos presentados (la inexistencia de superpoderes, la imperiosa necesidad de entrenamiento, presupuesto y equipo, etc) Dave decide intentarlo de todos modos, comprando un traje para esquiar y creándose un alias: Kick Ass. Las aspiraciones de Dave son duramente regresadas a la realidad luego de que intenta detener a un par de delincuentes que están intentando robarse un auto. Éstos le dan una salvaje golpiza y lo apuñalan en el estómago, dejándolo desangrándose en medio de la calle.

La experiencia deja a Dave con un nuevo respeto por las actividades de un vigilante y con las terminales nerviosas de la mayoría del cuerpo adormecidas. La siguiente vez que decide salir a impartir justicia es para defender a un hombre que es agredido por tres sujetos. ésto ocurre frente a un minisuper y es capturado en video por algunos testigos con celulares. Unas horas después Kick Ass aparece en todos los noticieros y se convierte en una celebridad instantánea. Esto llama la atención de Big Daddy (Nicholas Cage)  y Hit Girl (Chloe Grace Moretz), una pareja de vigilantes con un innegable compromiso en su lucha contra el crimen y sin ningún reparo en llevarla hasta sus últimas consecuencias.

La acción y la violencia van escalando conforme avanza la película hasta casi alcanzar niveles fársicos, pero la atinada dirección de Vaughn mantiene el tono de la película al borde de la credibilidad, ofreciendo a la pregunta de Dave (¿Por qué no hay superhéroes en el mundo real?) una respuesta plausible: Porque no hay modo de enfrascarse en una lucha contra gente sin escrúpulos o moral sin terminar cayendo en los mismos excesos que ellos, porque la escalada de violencia no acabaría hasta que no hubiese muertos y, sobre todo, porque es difícil pensar que exista gente dispuesta a arriesgar su integridad física o su vida de una forma tan irracional, sin importar que tan idealista se pueda ser.

Kick Ass es una película sumamente entretenida que debiera hacer las delicias de cualquier aficionado a los comics de superhéroes y resultar también del agrado de quienes gustan del cine de acción. La extraña mezcla de humor negro que raya la parodia con la violencia extrema de la cinta, representa una bocanada de aire fresco en medio de las predecibles producciones de estudio, y la clasificación recibida por la película (C, R, o cualquiera que sea la denominación utilizada para "Solo Mayores de edad" en donde ustedes se encuentren) es testimonio del compromiso de Vaughn para contar la historia de la mejor manera posible sin consideraciones comerciales de por medio.

Altamente recomendada.
google-site-verification: google16104568f5df7b5d.html