enero 29, 2007

Miscelanea deportiva

No es ningún secreto que me gustan los deportes, aunque podría dar la impresión de que solo el futbol americano - en mi defensa diré que la gran cantidad de posts dedicados a ese deporte en las últimas semanas obedece principalmente a que el SuperBowl se juega el próximo domingo y después de eso prácticamente no habrá nada en varios meses.

Supongo que puedo poner algo acerca del ProBowl o del draft colegial para la próxima campaña. O tal vez algo acerca de la NFL Europa o sobre las transacciones realizadas entre los equipos de cara a reforzarse para la temporada 2007, pero sin duda cualquier cosa que ponga sobre el tema tendrá una aparición más esporádica. Por lo tanto imagino que habrá varios posts como este, donde comentaré sobre algunas notas deportivas variadas que llamen mi atención.

Este domingo llegó a su fin el primer torneo Grand Slam de la Asociación de Tenistas Profesionales (ATP). El suizo Roger Federer ha ganado tres de las últimas cuatro ediciones y desde hace varios años es el jugador más dominante del circuito, ganando la gran mayoría de los torneos en que participa. La nota que llamó mi atención el jueves pasado fue sobre los comentarios que hizo el norteamericano Andy Roddick antes de enfrentar a Federer en semifinales. Roddick se hallaba molesto porque la prensa lo estaba tratando como "la siguiente víctima de Federer". Roddick afirmó con cierto aire de bravuconería que no se consideraba como tal, que se había preparado a conciencia y que estaba listo para enfrentarlo. El resultado del juego fue una apabullante demostración de superioridad de Federer, quien ganó con parciales de 6-4, 6-2 y 6-0. ¿No hubiera sido mejor declarar que haría su mejor esfuerzo y que no lo menospreciaran antes del juego? ¿Qué caso tenía adoptar una posición retadora?

También me acabo de enterar que Jason Kidd, el guardia armador de los Nets de Nueva Jersey, se divorció recientemente. No sé si su ex-esposa era modelo o actriz, pero es una mujer muy atractiva. En cuanto al divorcio, creo que no se dio precisamente en buenos términos. Cuando estaba casado Kidd realizaba un curioso y cursi ritual antes de ejecutar un tiro libre: le enviaba a su esposa un beso "sopladito". Desde la separación su ritual ha cambiado un poco, pues ahora, después de besarse los dedos, se los lleva al trasero. ¿Kiss my ass?

Imagino que no soy el único sorprendido con las recientes declaraciones de Hugo Sánchez, quien afirma que tenemos lo que nos merecemos: gobierno, televisión, políticos, deportistas, etc, y que con la selección mexicana siente que es una obligación ganar la Copa de Oro, pero que la Copa América no será tan fácil, pues antes de que México pueda tener a un equipo deprimer nivel necesita convertirse en un país de primer nivel.

¿Ataque de sentido común o excusa anticipada? Hay que recordar que durante su campaña para quitarle el trabajo a Ricardo Antonio LaVolpe, Hugo garantizó y prometió que cuando él fuera director técnico de la selección, México sería campeón del mundo. Imagino que habrá que lidiar con él del mismo modo que con los políticos y no esperar que cumpla sus promesas de campaña. Eso, o culparnos a nosotros mismos si es que él no hace bien su trabajo.

La semana pasada escribí acerca del anuncio de Bill Parcells sobre su renuncia como entrenador en jefe de los Vaqueros de Dallas y su retiro como entrenador profesional, y hace apenas un par de semanas que había puesto por escrito las razones detrás de mi afirmación sobre la equivalencia entre los Vaqueros y el América, la cual limpié un poco y puse como una lista de "diez razones" en La Hoguera. El retiro de Parcells podría resultar en una disrupción de la lista, pero tomando en cuenta el ostracismo que ahora envuelve a Manuel Lapuente creo que podría equipararse a su retiro. Además, siempre puedo confiar en Jerry Jones y sus extrañas decisiones. Mucho se ha especulado sobre que podría intentar convencer a Pete Carroll o a Jimmy Johnson de volver a coachear en la NFL, o que buscaría hacerse con los servicios de Bill Cowher, Lovie Smith o Jeff Fisher la próxima temporada, y actualmente está realizando entrevistas con varios asistentes alrededor de la liga. Por lo pronto, Jones ya contrató a Jason Garrett como coordinador ofensivo, sin descartarlo como contendiente para el cargo de entrenador en jefe.

Garrett fue el QB suplente de los Vaqueros durante la mayor parte de los 90s y hasta hace unos días era el entrenador de QBs de los Delfines de Miami. Los Delfines lo autorizaron a entrevistarse con Jones con una condición: tenía hasta el jueves para decidir si firmaría una extensión de contrato o no. Su respuesta fue no. Firmó con los Vaqueros para el puesto de coordinador ofensivo y en caso de que no aparezca otro candidato podría convertirse en el entrenador en jefe, lo cual me permite añadir una más a la lista de semejanzas con el América, pues hay que recordar que cuando buscaron contratar a Luis Fernando Tena, este todavía tenía contrato con los Jaguares de Chiapas, así que le dieron el trabajo de manera provisional a Victor Manuel Aguado. Era un secreto a voces, el cual derivó en el asunto de la diadema y no terminó hasta que Tena quedó libre para firmar con el América. Al menos a nadie extrañará ver a Garrett con una diadema puesta.

Finalmente, la semana pasada la directiva del Necaxa anunció un cambio de imagen y de nombre. Tras alguna confusión, parece ser que el cambio no será de nombre, sino de apelativo, con la idea de deshacerse del prefijo "hidro" que había sido añadido al tradicional "rayos". En cuanto al uniforme, por ahora todo son rumores y especulaciones, pero de acuerdo con el diario Record, la nueva imagen será presentada el 14 de febrero cuando el equipo enfrente al Cruz Azul en el Estadio Victoria de la ciudad de Aguascalientes. Según la misma publicación, la camiseta ya no será el tradicional rayado rojiblanco, sino que tendrá un diseño nuevo en el que habrá rayos en un brillante color plateado. Pueden ver aquí un escaneo de la nota del diario, cortesía de Rest in Peace.

Lo curioso del asunto es que aún se discute la combinación de colores para el segundo uniforme, que podría ser naranja o rosa con los rayos negros. Si, leyeron bien, rosa. Me divirtió la idea del rosa porque hace unas semanas mi hermano no cesaba de burlarse de la playera color lila que el Monterrey presentó durante su participación en el interliga. Indudablemente se trata de una muestra de karma deportivo. ¿Cómo burlarse de una playera lila mientras se porta una rosa?
google-site-verification: google16104568f5df7b5d.html