julio 01, 2011

Reseña: Perdido Street Station

tHace algunos meses comenté aquí King Rat, la primera novela de China Miéville, misma que disfruté bastante. Había conseguido también The Scar, pero descubrí que era la segunda de tres novelas situadas en el mundo de Bas Lag, y aún cuando no son historias seriadas o relacionadas, decidí encargar la primera de ellas, Perdido Street Station, para leerlas en el orden en que fueron publicadas. Y vaya si me llevé una agradable sorpresa.

Aún cuando me gustó mucho King Rat, he de reconocer que su estructura narrativa es bastante simple, lo cual no tiene nada de malo, sobre todo considerando el gran trabajo que hace Miéville con el desarrollo de personajes, dotándolos de vida propia y dando a su novela un aire de realismo y autenticidad dignos de resaltar, sobre todo tratándose de una pieza de fantasía.

Perdido Street Station tiene la misma calidad de trabajo de caracterización, pero complementado por una compleja narrativa que parece cambiar de dirección constantemente. Y si eso no fuera suficiente para elogiar, Miéville abandona las familiares calles londinenses y crea New Crobuzon, una fascinante ciudad fantástica rica en detalles, parte de un mundo llamado Bas-Lag, donde magia y tecnología conviven como cosa cotidiana.

El estado de avance tecnológico de este mundo es similar al de la era victoriana, pero avanzado en maneras muy diferentes a las que conocemos, lo cual permite ubicar a la novela también dentro del subgénero del steampunk. Robots propulsados por gas y programados con tarjetas perforadas y extensas líneas de trenes elevados que cruzan la ciudad son los principales elementos de esta tecnología, pero no son los únicos.

El protagonista de la novela es Isaac Dan der Grimnebulin, un excéntrico científico conocido por su tendencia a desafiar constantemente a la autoridad, lo que lo llevó un par de años atrás a perder su puesto como catedrático en la Universidad de New Crobuzon. Isaac está en una relación con Lin, una chica khepri -los khepri son una especie donde los machos son escarabajos y las hembras tienen un cuerpo humano con un escarabajo por cabeza- que se dedica al arte, utilizando secreciones propias de su especie para construir esculturas.

Isaac es contratado para enfrentar un gran reto. Yagharek, un garuda -espigadas aves humanoides- cuyas alas fueron removidas como castigo por un horrendo crimen que no desea detallar, lo contacta para pedirle que lo ayude a volar de nuevo. Intrigado ante el reto, Isaac acepta y reúne toda clase de criaturas voladoras con la intención de estudiarlas en busca de hallar el mejor método para volver a poner a Yagharek en los cielos. Entre los animales que recibe para su estudio se encuentra una extraña oruga multicolor que se rehúsa a alimentarse. Una vez que Isaac concluye su análisis de los animales voladores y busca otras avenidas de investigación, conserva a la oruga por pura curiosidad.

Accidentalmente descubre que la oruga acepta como alimento una extraña droga, conocida en las calles como dreamshit. Tras algunos días alimentándola, la oruga crece exponencialmente, por lo que Isaac decide dejar de alimentarla. Pronto la oruga crea un capullo, mismo que se abre una noche mientras Isaac no se encuentra en el laboratorio. Lo que emerge es una horrenda criatura, similar a una polilla gigante pero cuyas alas poseen capacidades hipnóticas para inmovilizar a sus víctimas. Aparentemente se alimenta de sueños, por lo que una vez saciada deja a sus víctimas catatónicas, en un estado vegetal vacante de mente.

Una vez libre, la polilla empieza a alimentarse en la ciudad hasta que descubre que existen cuatro más como ella, mismas que se encuentran prisioneras en una torre propiedad de Mr. Motley, peligroso líder del bajo mundo, quien las utiliza para crear el dreamshit, que es un derivado de una de sus secreciones. La polilla libera a sus hermanas, que son aún más grandes y monstruosas, e inician un reinado de terror en las noches de New Crobuzon. Ahora corresponde a Issac y su inesperado grupo de aliados encontrar el modo de contener o destruir a las criaturas.

Obviamente eso es un vago resumen de la parte central de la trama, pues el libro incluye varias tramas secundarias y casi una docena de personajes medianamente explorados. Algunos otros de los elementos fantásticos que quisiera resaltar son los siguientes: New Crobuzon está construída sobre los restos de alguna extraña y gigantesca criatura, pues el centro de la ciudad se encuentra en medio del costillar, gigantescas columnas que se curvan hacia el cielo.

Además de humanos, garuda y khepri, otras especies cohabitan en la ciudad. Seres hechos de agua, cactus animados, etc. ¿inteligencias artificiales? ¿intrigas políticas? ¿un dios araña multidimensional y aparentemente loco? Si, todo eso y mucho más forma parte del fascinante mundo creado por este joven y talentoso autor británico. La novela, por cierto, toma su nombre de la más grande estación del tren elevado, misma que se encuentra en el centro de la ciudad y6 es la locación de uno de los eventos climácticos de la novela.

Perdido Street Sation fue nominada al Nebula y al Hugo como Mejor Novela, además de haber ganado el August Derleth Award de la British Fantasy Society y el Arthur C. Clarke Award. Desde la aparición de esta novela en el 2001, prácticamente todos los trabajos publicados por Miéville han ganado algún premio o recibido alguna clase de reconocimiento. Tras haber leído sus primeras dos novelas puedo entender por qué, y apenas puedo esperar para leer el siguiente en la lista.

Altamente recomendado.
google-site-verification: google16104568f5df7b5d.html