octubre 21, 2011

Reseña: A Princess of Mars

Mi afición por la ciencia ficción se remonta a mi infancia y temprana adolescencia, pues fue cuando descubrí el género y sus diferentes vertientes. Uno de los autores que más me llamó la atención en aquel entonces fue Edgar Rice Burroughs, quien además de crear a Tarzan fue uno de los pioneros de las novelas de aventuras espaciales con su serie de Barsoom. De ellas solo recuerdo haber leído las dos primeras, Una Princesa de Marte, y Dioses de Marte, pero ambas me encantaron.

Hace unos meses Disney anunció la producción de una película basada en estas novelas, misma que será dirigida por Andrew Stanton, uno de los guionistas y directores del staff original de Pixar, quien hará su debut dirigiendo cine no animado con esta película, misma que será protagonizada por Taylor Kitsch (Gambit en X-Men Origins: Wolverine), Lynn Collins (Silver Fox en esa misma película) y Willem Dafoe.

El primer avance de la película me despertó recuerdos de antaño y me dieron ganas de volver a leer los libros, pero no hice nada al respecto. Al menos no hasta que me encontré con una copia en inglés de A Princess of Mars y decidí comprarla.

John Carter es un veterano de la Guerra Civil Norteamericana, en la cual sirvió con el ejército confederado. Carter es un hombre misterioso y con pocas relaciones, tanto familiares como amistosas. Se da a entender que se trata de un hombre extraordinario, y varios años mayor de lo que aparenta, pero su caracter reservado ha ayudado a que no llame la atención.

Carter invierte con un socio, ex-compañero de correrías militares, en comprar terrenos en Arizona en busca de oro. Cuando dan con una rica veta del precioso metal tienen un desafortunado encuentro con apaches, perdiendo la vida su socio y viéndose John obligado a esconderse de sus perseguidores en una cueva considerada como sagrada por los indios. De manera inexplicable, John es transportado a la superficie de Marte, planeta conocido por sus habitantes como Barsoom. Ahí entra en contacto con los Tharks, una tribu nómada de marcianos verdes, como se denominan a si mismos los gigantescos guerreros de seis brazos y piel verde. La reducida gravedad de Marte confiere a Carter una fuerza y agilidad sobrehumanos, lo que le gana el respeto de los aguerridos Tharks.

Durante su estancia con la tribu, esta enfrenta a un convoy de barcas voladoras tripuladas por marcianos rojos, seres de aspecto prácticamente humano que habitan en ciudades-estado donde se desarrolla la agricultura gracias a la extensa red de canales del planeta. Tras el combate, los Tharks hacen prisionera a Dejah Thoris, la joven y hermosa princesa de la ciudad de Helium, de quien Carter queda inmediatamente prendado.

Carter ayuda a Dejah Thoris a escapar y promete ayudarla a regresar con su gente. Mientras intenta cumplir su palabra Carter se involucra en asuntos políticos y corre múltiples aventuras en el planeta rojo intentando ganarse el respeto y el corazón de la hermosa princesa, escalando rangos en las estructuras social y militar de Barsoom y ganando aliados y enemigos a cada paso de su odisea..

La novela está escrita en el estilo simple y fácil de seguir que caracterizaba la obra de Burroughs y que muchos consideran como uno de los mejores ejemplos de lo que fue la literatura pulp que tan popular fuese durante el primer tercio del siglo pasado. Después de A Princess of Mars, Burroughs escribió varias historias más utilizando como escenario Barsoom, la mayoría de ellas protagonizadas por el propio John Carter.

Debo confesar que me sorprendió lo fácil que fue disfrutar nuevamente la historia a pesar de estar previamente familiarizado con ella, pero creo que ello explica porque sigue siendo popular tantas décadas después de su aparición. Espero que con la aparición de la película el próximo año estos libros sean descubiertos por nuevos lectores, pues realmente valen mucho la pena. En los Estados Unidos la gran mayoría de la obra de Burroughs ya se encuentra en el dominio público, por lo que es fácil encontrar los textos en línea, en el Proyecto Gutemberg, por ejemplo. De hecho, aquí está el enlace para este libro.

Lectura ampliamente recomendada.
google-site-verification: google16104568f5df7b5d.html