marzo 15, 2012

Reseña: For the Win, de Cory Doctorow

Cory Doctorow se convirtió en muy poco tiempo en uno de mis escritores favoritos. Por supuesto que ayuda que sea un escritor de ciencia ficción, mi género literario favorito, pero también me parece justo mencionar que la facilidad con que se puede acceder a su obra es fundamental, pues es uno de los pocos autores contemporáneos cuyo trabajo se encuentra al alcance de cualquier persona de manera casi inmediata, todo gracias a su visionaria postura acerca de que compartir su trabajo sin costo alguno en la red es la mejor herramienta publicitaria a la que se pueda aspirar.

La obra de Cory es un ejemplo de lo que debiera ser el ideal de la ciencia ficción, al imaginar el futuro a partir de elementos de nuestra vida cotidiana, tomando tecnología y tendencias actuales y extrapolando el posible rumbo que puedan tomar en los próximos años.

For the Win toma como tema central los juegos de rol en línea en plataformas multi-jugador, y su creciente popularidad, imaginando la forma en que pueden impactar la economía mundial y trasladar esa influencia a la vida real en un futuro que más que cercano se antoja inminente. El libro lleva varias narrativas paralelas que exploran diferentes aspectos de los juegos y la gente que participa en ellos.

Un grupo de adolescentes chinos se dedica a minar oro virtual en los calabozos de uno de los juegos más populares y lo cambia por dinero real. Su líder, Matthew Fong, es uno de los mejores en el negocio, y esa es la razón por la que su antiguo jefe no está muy contento con verlo convertido en su competencia.

Tras irrumpir en su casa y golpearlo, los mafiosos le dan a elegir entre volver a trabajar para ellos o trabajar por su cuenta pero entregando el 60 % de sus ganancias. Sin otra opción, acepta.

Leonard Goldberg, alias Wei Dong, es un muchacho de clase acomodada de Los Angeles que pasa la mayor parte de su tiempo jugando en línea, lo que no cae muy bien a sus padres. Cuando intentan enviarlo a un internado a fin de asegurarse de controlar el tiempo que pasa en línea y que su prioridad sean los estudios, escapa de su casa y, a meses de cumplir la mayoría de edad, se las arregla para conseguir un empleo como soporte dentro de uno de los juegos.

Mala es una adolescente que vive en un arrabal de Mumbai. También es una excelente estratega especializada en el juego Mecha Zombie, y pronto es contratada para combatir en el juego a los grupos minadores de oro. Mala sabe que se trata de jugadores como ella, probablemente tan pobres y necesitados como sus amigos o vecinos, pero no le importa, pues para ella lo más importante es ganar a como de lugar. La ética de lo que está haciendo provoca una división entre ella y Yasmin, su mejor amiga.

Cuando conocen a Big Sister Nor, una activista que forma parte de un enorme grupo de jugadores que buscan aliarse en un sindicato para pelear por sus derechos laborales, la división se incrementa. Los Webblies, el grupo al que Big Sister Nor pertenece, pretenden conseguir los mismos derechos y protección legal de cualquier trabajador del mundo real para quienes trabajan dentro de los juegos, pues les parece que se trata de empleos como cualquier otro.

Connor Prikkel es un economista aficionado a los juegos, quien durante un congreso en la Universidad de Stanford descubre una fórmula para determinar el valor del oro y los bienes virtuales en dinero real. Esto le permite predecir el comportamiento de las economías virtuales de una manera incluso más precisa que si se tratara de economías reales en el mundo físico. Su descubrimiento lo lleva a trabajar en el corazón de Coca-Cola Games, empresa responsable de algunos de los juegos más exitosos en la red.

Los caminos de todos ellos se verán encontrados en un conflicto ideológico y laboral dcon implicaciones insospechadas que van más allá de cualquier simple juego.

La prosa de Cory es, como siempre, impecable. Se supone que esta es su segunda novela dedicada a un público juvenil, pero esto no quiere decir que carezca de la complejidad de su trabajo más "adulto". De hecho, al igual que en el caso de Little Brother, se trata de un libro tan entretenido como educativo para gente de cualquier edad, pues la claridad con la que expone ideas va más allá de lo que uno encuentra en libros de texto, y estoy seguro que en un par de capítulos aprendí más sobre el funcionamiento y teoría de la economía global que en los dos semestres que cursé la materia en el bachillerato.

Muchas de las ideas expuestas en este libro, publicado hace dos años -y disponible, como de costumbre, de manera legal y gratuita en varios formatos electrónicos en el sitio del autor- están a punto de convertirse en realidad, lo que da a la novela una sensación de urgencia y actualidad que pocas veces encuentra uno en la ficción contemporánea. Los invito a echarle un vistazo en su versión electrónica y, si les gusta, comprenla y apoyen a su autor. Yo lo estoy haciendo, y me gustaría que más gente conociese su trabajo.

Lectura ampliamente recomendada para todas las edades, incluso si no son aficionados a la ciencia ficción.
google-site-verification: google16104568f5df7b5d.html