abril 07, 2011

Reseña: Keeper - Greg Rucka

Greg Rucka es un escritor a quien descubrí a través de los comics. La primera vez que vi su nombre fue en un catálogo, donde aparecía con crédito de guionista de un tomo que recopilaba una serie titulada Whiteout, sobre la cual escribí un comentario hace un par de años, justo antes de que apareciera la película que se hizo vagamente inspirada en ella.

La sola descripción de la historia me bastó para encargar el tomo en cuestión aún cuando no sabía nada más acerca de su autor. Por una cuestión más de coincidencia que de otra cosa, cuando recibí el libro este venía autografiado tanto por Rucka como por Steve Lieber, el ilustrador de la historia. Poco sabía yo al hacerme con ese libro autografiado que Greg Rucka iba a convertirse rápidamente en uno de mis escritores favoritos.

Fue por la breve semblanza de Rucka que aparecía en ese tomo de Whiteout que me enteré que era autor de un par de best-sellers. Obviamente me picó la curiosidad averiguar más sobre su trabajo y durante años intenté localizar las novelas en cuestión, tarea nada fácil porque Rucka está firmado con una editorial relativamente pequeña, lo que complica el conseguir sus libros en un país donde se habla un idioma diferente. Hace unos años tuve la fortuna de encontrar Finder, su segunda novela, en una librería de viejo. Dado que no había ninguna garantía de poder encontrar en el corto plazo el primer libro, lo compré y lo leí. Así conocí a Atticus Kodiak, guardaespaldas profesional y principal personaje de las novelas de Greg Rucka.

Keeper es su primera novela como escritor profesional y marca el inicio de la serie de Atticus Kodiak, misma que a la fecha suma ya siete volúmenes. La historia abre con Atticus escoltando a su novia a una clínica de natalidad, donde piensa realizar un aborto. El ingreso a la clínica es complicado por la presencia de un grupo de manifestantes anti-aborto, quienes intentan hostigarlos y bloquearles el acceso a la clínica, pero sin éxito.

Mientras su novia es atendida Atticus conoce a Katie, una adolescente con síndrome de Down y platica con ella mientras por la ventana ve el arribo de un auto, cuyo pasajero convierte la manifestación en un mitín. Por comentarios de KatieAtticus logra deducir que es hija de Felice Romero, la principal doctora de la clínica, y que el hombre que realizó el mitín frente a la misma lo ha hecho antes, arengando a la gente reunida en contra de su madre.

Mientras piensa sobre lo que acabe de aprender Atticus es llamado a la oficina de la doctora, donde para su sorpresa descubre que ella desea contratarlo. La doctora piensa atender a un evento donde dará un par de conferencias, pero está preocupada por su seguridad y la de su hija debido a que ha recibido varias amenazas y la actividad de grupos pro-vida frente a la clínica se ha incrementado. Dudoso sobre aceptar el trabajo, sobre todo después de descubrir la pésima seguridad que habrá en el evento en cuestión, Atticus accede a tomar el trabajo y reúne a su equipo.

Su equipo está compuesto por Natalie Trent, hija del dueño y fundador de una de las firmas de seguridad personal más reconocidas, Rubin, el compañero de cuarto de Atticus y su mejor amigo, además de novio de Natalie, y Dale, viejo conocido suyo desde sus tiempos en el ejército, donde ambos fueron parte del grupo especializado en protección de personal. Más adelante se integra a su grupo Bridget Logan, una investigadora privada que gusta de los porsches y las pastillas de menta. La trama se va volviendo más compleja conforme avanza la historia y se siguen introduciendo variantes y personajes secundarios.

Rucka hace un gran trabajo entremezclando la estructura de una novela policiaca con elementos del polémico tema del aborto, ofreciendo sin compromisos una clara exposición de lo que ambos lados del debate piensan al respecto. La idea de utilizar un guardaespaldas como protagonista en lugar de un policía o detective le da además a la novela un aire de frescura que para estas alturas sorprende en un género donde pareciera que ya no hay forma de hacer nada original o diferente.

Keeper es una lectura ágil, muy dinámica y completamente absorbente. Recomendada para todo mundo.
google-site-verification: google16104568f5df7b5d.html